Madre e hijo están sonriendo y lucen el mismo modelo

¿Quién debe elegir qué ropa llevar? ¿Los niños o los padres?

Ya estamos casi en el mes de junio, y siento que el tiempo pasa volando desde que empezamos esta nueva andadura en la web de BBs&home.

Para este post quería traer un tema a veces controvertido, pero no por eso importante y es el hecho de saber cuál es el momento adecuado para que nuestros hijos elijan su ropa.

En mi caso, con un hijo de tres años ya he tenido una “situación” cuanto menos divertida. Recuerdo una con dos años, en la que en pleno invierno, Mario decidió que los zapatos que se iba a poner eran las cangrejeras de la playa, y por supuesto no era un día que nos íbamos a quedar en casa y podía darle el gusto, si no que era uno de esos días en los que teníamos una celebración y teníamos que “ir de punta en blanco”. Y ahí estaba mi hijo, perfectamente vestido pero con sus cangrejeras, listo para salir por la puerta. Tuvimos una negociación dura en la que hubo que pactar, pero al final conseguí que eligiera unos zapatos al menos más acordes con la temperatura de aquella época.

Después de contaros una de mis experiencias, paso a transmitiros la información que hemos recopilado de distintos profesionales al respecto 😉

——

Una de las dudas que afecta a muchos padres hoy en día es la medida en la que son permisivos con sus hijos. La elección de la ropa no se escapa de esta duda existencial de muchos adultos.

Cuando son bebés, es lógico que la elección del vestuario de los niños sea una tarea más de los padres. Pero siempre se preguntan hasta cuándo son ellos quienes deben decidir y no sus hijos.

Dependiendo del desarrollo de los niños, la edad puede variar, pero, sencillamente, en el momento en el que un niño es capaz de expresar con firmeza que algo no le gusta, es el momento en el que debe saltar la alarma y el punto en el que se deben soltar un poco las riendas.

Al igual que sucede con los juguetes, los niños también tienen la capacidad para elegir qué ropa les gusta y que prendas no quieren ponerse. Siempre hay que tener en cuenta un criterio lógico, tanto el del adulto, como el del niño.

Elecciones de ropa supervisadas

Cuando un niño comienza a expresar sus gustos y preferencias en cuanto a la ropa que debe utilizar, es recomendable que los padres escuchen sus argumentos con respecto a ello.

Muchos adultos tardan en darse cuenta de que sus hijos crecen y que tienen la capacidad de tomar buenas decisiones en distintas áreas. La elección de la ropa es una de ellas.

Siempre es recomendable que los padres no impongan sin antes escuchar. Por esta razón, una de las formas de darles la posibilidad de opinar sobre la ropa es acompañándolos en las elecciones.

En lugares como BBs&Home se puede comprar ropa de niño y niña que puede ser del gusto de los pequeños. La mejor manera de averiguarlo es adquirir juntos los modelos que, tanto al padre y al niño le gusten.

Madre e hijo sonríen al llevar un mismo conjunto

Beneficios de darles libertad

Cuando a los niños se les permite elegir, aprenden a ser selectivos con más rapidez. Es una forma sencilla de enseñarles a valorar lo que tienen y a cuidar de su ropa como de sus juguetes.

Además, se sienten confiados y ganan seguridad. Un niño que puede elegir la ropa que utiliza se siente seguro, fuerte y más valorado. Los niños que son respetados y escuchados por sus padres también aprenden más rápido a respetar a los demás.

Otros de los beneficios de permitir a los niños elegir su ropa y complementos atañen al desarrollo emocional, social y personal.

Aquellos niños que pueden expresar sus preferencias de forma abierta y aceptada se sienten más seguros en otros ámbitos de la vida cotidiana y más libres de desarrollar sus capacidades creativas en otros aspectos.

——

Dicho todo esto, cada casa es un mundo y en cada familia este tema se vive de manera diferente. Lo importante es usar la lógica, respetarnos mutuamente y lo más importante: ¡Educar con mucho amor!

Un besito grande a todos y hasta una próxima ocasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *