Madre e hijo esperan en el aeropuerto para su viaje

¿Qué ropa llevar en la maleta de nuestros hijos cuando vamos de viaje?

Salir de viaje con niños siempre resulta una tarea harto complicada, a la par que estresante por las innumerables dudas que nos surge todo lo que tiene que ver con ellos y las vacaciones: ¿Estarán a gusto en el sitio donde vamos? ¿Se lo pasarán bien? ¿Habrá actividades para ellos? Y sobre todo, ¿llevaremos en su maleta todo lo necesario para que no les falte de nada? Como sabemos lo mucho que cuesta, vamos a intentar daros unos pequeños trucos para que el próximo viaje con niños sea pan comido.

maletas de la familia preparadas para el viaje

Los más peques: Maleta completa

Cuando los niños con los que viajamos tienen alrededor de dos años o son todavía bebés lo más recomendable es no escatimar a la hora de meter cosas en la maleta y, si puede ser, duplicar el número de mudas que llevaríamos habitualmente para los días que vayamos a estar fuera. Además, también es recomendable no dejarse llevar por el clima que, a priori, va a hacer en el lugar que vayamos y llevarse algo de ropa que pueda servir por si acaso el tiempo variase drásticamente. ¿Es verano? A  todos los modelitos de verano le sumamos entonces algún que otro jersey por lo que pueda pasar. ¿Invierno? No está de más coger algo de ropa un poco más finita por si así lo requirieran las condiciones climatológicas.

Ni que decir que, a todo esto, hay que sumarle un buen cargamento de pañales, todas las cremas o medicamentos que los niños puedan necesitar y que ya usen de continuo, utensilios para su comida (o incluso algún potito extra ya preparado) y, sobre todo, no olvidarnos de aquel peluche con el que los pequeños suelen pasar más tiempo y que les ayuda a dormir. Eso sí: si vamos en avión y facturamos recordemos llevar también en el equipaje de mano algo de ropa, dado que podríamos necesitarla.

Niños en edad escolar: ¡Ellos también pueden ayudar!

En niños a partir de 3 años lo que más en cuenta hay que tener a la hora de preparar la maleta es que ellos deben involucrarse en el proceso: no solo les gustará ayudar a elegir sus propios “trapitos”, sino que además se sentirán inmensamente importantes. El procedimiento en esta edad es similar al anterior en lo que a mudas se refiere, pues aunque a lo mejor necesitan tantos cambios como los más pequeños, sí mancharán ropa a más velocidad que los adultos.

Niños de 8 años en adelante: Ellos se lo guisan y se lo comen

Nos guste o no, llega una edad en la que con nuestra supervisión última ellos ya pueden hacerse totalmente responsables de lo que se llevan en el equipaje. Y así tiene que ser, aunque después nos aseguremos con ellos de que llevan todo lo necesario. Seguid las pautas que os hemos dado a la hora de hacer la maleta para vuestro próximo viaje y veréis cómo esta vez solo os quedará preocuparos por disfrutar al máximo posible en familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *