¿Cómo lavar y cuidar los bañadores infantiles para que no pierdan el color ni la forma?

Bienvenidos al nuevo blog de BBs&home.

Desde aquí queremos ir contando algunas cosas que creemos interesantes y queremos que también aportéis ideas con vuestras opiniones. Ponemos mucha ilusión en todo lo que hacemos y este nuevo proyecto no es una excepción. Ojalá os guste y sirva para seguir en contacto y acercarnos un poquito más a vuestros hogares y a vuestro día a día.

En la época de verano, por norma general nuestra prenda estrella es el bañador, y los pequeños de la casa son los que más lo usan, puesto que es una ropa cómoda y muy práctica, ya que durante estos meses es habitual ver a los niños todo el día metidos en el agua, ya sea en la playa o en la piscina. El verdadero caos llega cuando tenemos que lavar los bañadores, porque, por muy nuevos que sean, al final siempre acaban algo descoloridos y deformados. ¿Cómo podemos evitarlo? Apúntate estos sencillos trucos que te contamos en el blog de BBs&home y notarás la diferencia rápidamente.

Qué utilizamos para lavar y mantener los bañadores

Persona lava su bañador infantil a mano

Acabas de llegar a casa con el bañador nuevo y seguro que tu hijo o hija quiere ponérselo enseguida. Error. Antes de estrenarlo, es conveniente que lo pongamos en remojo. Lo ideal es hacerlo con un preparado de agua y sal o vinagre, durante unas horas. ¿Para qué sirve esto? Pues aunque parezca increíble, es un método preventivo para que no desaparezca el color fácilmente. Te animamos a que lo pruebes.

Después de este remojo, tu hijo podrá ponerse el bañador y disfrutar en la playa o en la piscina, pero cuando vuelva a casa, olvídate de tender la prenda, siempre hay que lavarla tras cada uso y lo mejor para ello es utilizar un jabón neutro, así desaparecerá el cloro o la sal rápidamente. Luego, es conveniente que enjuagues el bañador con agua templada.

Y ahora te preguntarás, ¿no sirve meterlo en la lavadora? Para un lavado diario no, podría estropear la prenda, pero sí es importante que una vez a la semana lo hagas. Si quieres que el bañador quede en perfecto estado, entonces programa la lavadora para prendas delicadas y mete el bañador dentro de una bolsa de algodón.

La mejor técnica de secado para bañadores

Ahora que conocemos cómo debemos lavar los bañadores, nos queda por resolver otra cuestión importante, ¿cómo se secan? No podemos caer en el error de tenderlos a pleno sol, porque esto lo que hará es desgastar el color y además, el bañador quedará algo “acartonado”. Lo mejor para secar esta prenda es ponerla entre dos toallas secas y olvídate de escurrir. En el caso de que quieras tenderlo, hazlo sin problemas, pero a la sombra, así el bañador mantendrá su aspecto de siempre y sus colores tan vivos como el primer día.

un niño pequeño juega con el agua en la piscina

Otros trucos a tener en cuenta con un bañador infantil

Para que el bañador de tu hijo o hija esté siempre impecable, es recomendable que dosifiques su uso. Sí, sabemos que le encanta ese bañador, pero si se lo pone todos los días, no le durará para el verano que viene. Es mejor si lo va intercalando.

También es importante que sepas que los bañadores nunca se planchan, puesto que el vapor y el agua no son buenas combinaciones para esta prenda y además, hay que tenerle especial mimo y cuidado, así que evita que tu hijo o hija lo manche demasiado. Siguiendo estos pequeños consejos, seguro que para el siguiente verano el bañador estará como nuevo, eso sí, no olvides antes de guardarlo, lavarlo y secarlo con todos los trucos que te hemos comentado.

Espero que os haya gustado y resultado interesante. Si tenéis cualquier duda de cualquier producto o queréis asesoramiento para llevar a los herman@s a juego, podéis escribirnos a contactos@bbsandhome.com y estaremos encantadas de asesoraros.

Ahh!! Y no olvides que puedes seguirnos en Facebook o Instagram!! Hasta pronto! Muchos besos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *